Search for content, post, videos

Pura pasión y dedicación

Detrás de un artista siempre hay una mano amiga y de profesionales que aman el arte y luchan por hacer brillar a sus talentos. Hablamos con el manager de Piso 21, Carlos Acosta, más conocido en el medio como ‘arete’, y nos reveló sus claves del éxito, sus mejores anécdotas, los errores que no hay que cometer para construir una carrera realmente sólida y mucho más.

Locación: Restaurante Donde tu quieras @dondetuquierasrestaurantes Fotos: Andrés Rodríguez

Lleva más de 30 años en la industria del entretenimiento, con el grupo musical,  Piso 21 cumplió ya 10 años de trabajo, cuenta que con ellos ha crecido y los ha visto crecer. Hoy son más que un equipo de trabajo, son toda una familia.

Sus inicios fueron con otros artistas destacados y para ‘arete’ su mejor pago desde el día uno ha sido cumplir los sueños. “Lo más gratificante de esta profesión es compartir los sueños de otros y hacer todo lo posible por sumar los propios a los de ellos” .Sin duda trabajar en equipo y con responsabilidad es una de sus claves para lograr las metas. “Los artistas son quienes brillan, pero al lado va un grupo de personas igual de talentosas esforzándose por ayudar a mantener el nivel”. También conversamos sobre la importancia de tener plena confianza, pues para él ese es el punto de partida como también el ser siempre agradecidos por los logros alcanzados  y todo lo que los rodea.

“Aquí las vacaciones son pocas. Estamos todo el tiempo buscando qué hacer y es importante que el artista esté a la par. Que no se olvide de dónde viene y que todo se lo debe a sus seguidores”. Con Piso 21 el secreto ha estado en la confianza. “Creo en ellos, así como ellos creen en mi trabajo” hoy en día son una familia que ha sabido acoplarse. Son cuatro artistas que están en sintonía por el bien común”.

Tres cosas fundamentales que debe un artista según Arete son: Respeto, disciplina y humildad.  “Cada caso es particular, pero algo fundamental para un cantante es agradecer, ser disciplinado,  Ir paso a paso sin afanes de fama, y estar dispuesto a trabajar constantemente. Hacer lo contrario implicaría un fracaso seguro”. Como dice él, esta profesión se compara con los deportes de alto rendimiento: requiere mucha preparación previa,  ser fuertes tanto mental como físicamente, y ser constantes. Como ser conscientes de las rutinas exigentes entre grabar, girar, tener shows, y sacrificar cosas importantes en algunos momentos”.

Asegura que el 2022 será un año imparable para ellos ya que vienen grandes cosas, incluido un trabajo arduo en Estados Unidos.

Por su parte, Carlos Acosta continuará su labor guiado en el principio de la familia. “Trabajar en conjunto, con respeto y mucho esfuerzo para soñar y cumplir los sueños de los artistas  y los de todos”.

 

 

Comparte !