´
Search for content, post, videos

Películas para ver en el Día Internacional del Orgullo LGBT

ç

Este domingo, celebra el amor y la diversidad a través de la programación de Lifetime para el Día Internacional del Orgullo LGBT.

El canal acompaña a todas aquellas personas que luchan por la igualdad en la identidad de género y la libre orientación sexual, a través de una franja que les rinde homenaje a quienes defienden estos derechos y que incluirá las películas ‘La arquera’, ‘Durmiendo con el peligro’ y ‘Alex Cooper: atrapada en el clóset’.

Por primera vez en su historia, la marca se suma a esta celebración, que se festeja cada 28 de junio en todo el mundo, convencida de la absoluta necesidad de alcanzar una sociedad mundial de derechos equitativos. Lifetime Movies presenta historias que retratan la fuerza y determinación de las mujeres para defender quiénes son y a quiénes aman.

Las cintas que llegarán a la pantalla en este ciclo, llamado ‘Amor sin etiquetas’, reflejan la vida de mujeres abiertamente lesbianas que sortean toda clase de obstáculos para defender su amor.

El canal de la mujer del siglo XXI también se une al Pride 2020 haciendo por primera vez en la historia la Marcha del Orgullo Gay digital.

Durmiendo con el peligro (9:00 pm)

Escrita y producida por el actor, guionista, productor y director norteamericano James Franco, así como protagonizada por Tori Spelling, este filme es un ‘remake’ de la película de los años noventa ‘Mother, May I Sleep with Danger?’, protagonizada por

Spelling en 1996. Es un ‘thriller’ vampírico de lesbianas que relata la historia de Leah (Leila George), una joven que gana valor para decirle a su madre Julie (Tori Spelling) que es abiertamente lesbiana y tiene una novia, Pearl (Emily Meade). Sin embargo, Leah no sabe que su pareja es en realidad una vampira: pertenece a una pandilla de ‘nightwalkers’ (caminantes de la noche) femeninas que se aprovecha de hombres abusivos. Mientras tanto, Bob (Nick Eversman), a quien le gusta Leah, tratará de separarlas. Franco también aparece en la película con un papel secundario.

La arquera (10:35 pm)

Película basada en hechos reales. Narra la historia de Lauren Pierce (Bailey Noble), campeona juvenil de arco de su instituto, quien golpea brutalmente al novio de su amiga y compañera Emily (Grace Victoria Cox) porque este la maltrata. A raíz de este incidente, es obligada a ir al reformatorio de chicas Paradise Ridge en el desierto de Utah, donde conoce a Rebecca Rolinski (Jeanine Mason), una joven fuerte y provocadora que lleva varios años en el instituto y es severamente castigada por un guardia. Este ‘campo reformatorio’ resulta ser una prisión corrupta y retorcida que destruye a las jóvenes y en la que los padres ignoran lo que acontece. Desde un principio, las chicas acabarán enamorándose y escaparán del lugar para luchar por sus vidas en el desierto de Utah, en un viaje de crecimiento, aceptación y resiliencia sobre lo que creen que es correcto. La trama se basa en el escándalo Kids For Cash (Niños por dinero), el suceso acontecido en Pensilvania, Estados Unidos, que salió a la luz en el año 2011, cuando dos jueces fueron condenados por recibir sobornos millonarios enviando, con fines lucrativos, a miles de menores a centros de detención juvenil donde sufrieron de amenazas, agresiones físicas y sexuales.

Alex Cooper: atrapada en el clóset (12:05 am)

Basada en las memorias ‘Saving Alex: When I was Fifteen I Told My Mormon Parents I was Gay, and That’s When My Nightmare Began’, escritas por Alex Cooper y Joanna Brooks, esta película relata la desgarradora historia de vida de Alex (Addison Holley). Ella, a sus 15 años, les reveló a sus padres mormones que era homosexual y ellos temieron tanto por su alma que la sacaron de su hogar en el sur de California y la pusieron en contra de su voluntad en un hogar de terapia de conversión en Utah. Atrapada durante ocho meses con extrañas (Sarah Booth e Ian Lake), enfrentó horribles castigos y palizas que pretendían “curar” su homosexualidad. Una historia inspiradora de la lucha de una joven por la libertad, la aceptación, la reconciliación y la verdad. Después de darse cuenta de que tendría que someterse a las reglas para sobrevivir, a Alex finalmente se le permitió asistir a la escuela, donde se hizo amiga de Jason (Stephen Joffe). Este, un joven presidente de la alianza gay-hetero, quien ayudó a Alex a ponerse en contacto con un abogado, orquestó el escape de Alex ayudándola a transformarse en lo que es hoy: activista contra las terapia de reconversión sexual.