Search for content, post, videos

“Generaciones han crecido viéndome”, María Cecilia Botero

La actriz María Cecilia Botero recibió el premio ‘Víctor Nieto a toda una vida’ en la edición 36 de los Premios India Catalina. Conoce aquí un homenaje a sus 50 años de trayectoria actoral.

Es, sin duda, una de las actrices para importantes de Colombia; ha trabajado en televisión y teatro; ha sido periodista, productora y presentadora. Como lo dice, “este trabajo la tomó desprevenida”.

“Cuando tenía 15 años, mi tía, la actriz Dora Cadavid, hizo una comida en su casa en honor a un director de cine argentino; cuando terminamos él se me acercó y me dijo que si quería trabajar con él: ‘yo tengo ojo clínico, usted va a ser actriz y además le va a ir muy bien’. Me endulzaron el oído, les creí y terminé haciendo mi primera película: La María”, cuenta.

Comenzó a trabajar en trabajar televisión mientras continuaba en el colegio. Cuando se graduó entró a estudiar Antropología porque para ella la actuación era un ‘hobby’. “Mi papá era un amante del teatro, un hombre muy culto; era ejecutivo, pero tenía grupos en las empresas. Resolvió que también quería hacer televisión, botó todo, con el agravante que se metió a licitar, le dieron un espacio los sábados a las 11:00 pm y nos quebramos”, recuerda.

Su familia atravesó un duro momento y la hoy actriz tuvo que retirarse de la universidad para asumir gastos de su hogar. “Yo era la que más probabilidades tenía de ganar dinero y debía actuar para ayudar a mi familia; ese fue el impulso. Hoy en día miro para atrás y digo: menos mal tomé esa decisión, no me imagino de antropóloga (risas)”, afirma.

Personajes que marcaron su vida

María Cecilia no tiene la cuenta exacta de cuántos papeles ha hecho ni cuál es el más importante. “Todos corresponden a momentos específicos de mi vida y tienen su significado. Cuando me casé por primera vez, me fui a vivir tres años a Canadá, cuando volví retomé la actuación e hice ‘Lejos del nido’ en 1974. Eso marcó un momento”, asegura.

Se casó por segunda vez, con el director David Stivel. “Con él empecé a hacer ‘La pezuña del diablo’, ‘Caballo viejo’, ‘Música maestro’ en la que canté sin haberlo hecho antes. Eso fue lo que hizo mi esposo en mi vida, enseñarme a tener seguridad e intentar cosas nuevas, y es lo que más le agradezco”, comenta.

Nuevas fronteras

La pareja realizó un viaje a Nueva York y allí la actriz vio por primera vez un ‘show’ musical en vivo. “Salí fascinada y le dije a David: ¿será que podemos hacerlo en Colombia?, y así fue. La primera presentación fue ‘Sugar’ y luego, ‘La mujer del año’. Un rotundo éxito”, dice.

Sin embargo, los patrocinadores decidieron abandonarlos, David entró en una fuerte depresión; la pareja ya había comprado los derechos de la obra ‘La jaula de las locas’. “Me armé de valor y me volví la productora, la hicimos; no obstante, mi esposo enfermó, murió, quedé con todo eso sola y no fui capaz. Pero hice otras: ‘Peter Pan’,’Los caballeros las prefieren rubias’, ‘El soldado de plomo’, y ‘Entré en quiebra, no soy negociante’”, confiesa.

Su otra faceta

En 1994 llegó a su casa el periodista Yamid Amat a proponerle que fuera la presentadora del nuevo noticiero ‘CM&’. “En la vida todo me llega así. Pensé: nunca lo he hecho, pero ensayemos’; empezamos y les gustó, duré cinco años, luego trabajé dos en el Noticiero de las 7 y presenté la primera temporada de Protagonistas de novela. He hecho de todo, nada me lo propongo ni lo he buscado, todo me llega”, recuerda.

Un gran homenaje

El pasado 14 de marzo recibió el premio ‘Víctor Nieto a toda una vida’ de los Premios India Catalina, los cuales fueron cancelados a causa del coronavirus, y por esta razón no pudo dar un discurso de agradecimiento.

“A mi papá que me empujó y apoyó siempre. A David, porque crecí con él como actriz y como persona. A Mateo, no porque me dirija hoy en día, sino porque no alcanza a entender el motor de vida que ha sido para mí; si no hubiera existido, yo creo que estaría muerta: estuve muy grave y en el momento que morí vi su cara. Es quien me hizo vivir, levantarme todos los días a trabajar, ni se imagina lo importante que es para mí. Al público, que ha sido muy lindo durante estos años, muchas generaciones han crecido viéndome, que me reciban en sus casas durante 50 años debo agradecerlo”, concluye.