Search for content, post, videos

Estoy hecho de arte: Rafael Santos

Por: Cinthya Castaño

El músico y actor Rafael Santos confiesa cómo empezó su carrera en la actuación, y cómo la música y el arte lo han convertido en lo que es hoy. Conoce su historia.

“Acabamos de hacer ‘Martin Elías’ y ya con esta producción serían cuatro las producciones que he realizado, gracias a Dios”, comenta Rafael con orgullo, y se le nota en la voz el mérito con el que ha logrado cada uno de sus triunfos.

Empezó su vida artística desde muy pequeño, pues en su casa la música estuvo presente. Su padre, el gran Diomedes Díaz, le inculco ese amor por el vallenato y las letras que salen del corazón. Su trayectoria musical comenzó a los 18 años.

Foto: Instagram de Rafael Santos

La actuación, por su parte, empezó gracias a su papel en la telenovela ‘Rafael Orozco: el ídolo’, en la que interpretó a Dionisio Maestre, quien era Diomedes.

“Realmente, ese talento para la actuación lo descubrieron en mí. Le ofrezco gracias a Dios porque es una actuación natural, que sale desde mi corazón, desde mi arte; Dios me mandó con arte y es grato compartirlo con la actuación, no solo la música”, comenta.

La producción, que se hizo en 2012, fue la puerta de entrada para Rafael en esta industria. “Me brindaron la confianza y, como todos saben, estoy hecho de arte; para mí es divertido hacerlo”, dice.

Ocho años más tarde, el Canal Caracol repitió dicha producción y Rafael comenta que disfrutó mucho esta oportunidad y la caracterización que hizo de su papá. “Cuando me dijeron que iban a repetir la novela me dio mucha alegría porque son

como hijos que uno hace y van creciendo con el tiempo; se van a estudiar varios años y después vuelven, es algo así”, señala.

El artista recuerda que tuvo la oportunidad de conocer a Rafael Orozco en persona cuando tenía aproximadamente siete años, en un mano a mano que hizo él junto a su papá y en el cual Rafael cantó ‘Cariñito de mi vida’, una canción que el Cacique compuso e hizo a sus 13 años y lo lanzó como compositor en la industria.

Además, en su casa, su mamá era la ‘fan’ número 1 del ídolo de los colombianos y esto le da gracia a Rafael Santos porque en la producción le hicieron aprender algunas canciones del compadre de su papá y él no lograba aprenderlas.

Foto: Instagram de Alejandro Palacio

“Eso me dio durísimo (risas), era como si te llevaran a un partido y resultaras siendo futbolista, no aficionado; llegamos a un acuerdo con los productores y fue que no me la pusieran tan de esa manera, porque la fanática de Rafael Orozco en la casa fue mi mamá”, recuerda.

Otro de los retos para Rafael Santos fue interpretar a un papá joven. Comenta que le causaba curiosidad que en la producción mostraban cómo Dionisio llevaba su hija bebé a los conciertos y cuando terminaba el ‘show’ él debía ir a hacerse cargo de la niña.

“Me pareció divertido porque mi padre no lo hizo con los demás hijos y estar en sus zapatos dejó mucho aprendizaje”, añade. Rafael Santos ha participado en ‘Rafael Orozco: el ídolo’, hizo de Iván Rene Valenciano en ‘La Selección 2’, estuvo en ‘Tarde lo conocí’ y ahora interpreta a ‘Martin Elías’.

“Yo soy una esponjita en este arte, veo que hay muchos profesionales delante de mí que me pueden dar ejemplo y ahí estoy yo, aprendiendo cada vez que puedo”, comenta.

Actualmente, Rafael se encuentra junto a su esposa y su familia en su hacienda, concentrado en las labores que este lugar demanda y haciendo canciones. “Espero que cuando pase todo esto, las muestre y dé a conocer. Estamos en un momento muy delicado como para estar emparrandados, la situación amerita que este tiempo lo aprovechemos para hacer música y, cuando ya todo esté normal, seguir con mi nuevo trabajo discográfico, que me tocé detener en su totalidad”, asegura.

Foto: Instagram Rafael Santos

Debido a la situación mundial, Rafael también se vio obligado a parar un proyecto que tenía con Julián Mojica, el rey vallenato boyacense 2018, con el cual pretendían extender el legado que Rafael tiene de su padre, “la dinastía” como él le llama.

Sin embargo, sus planes seguirán su marcha más adelante y por ahora hace un llamado a la calma: “Toca no desesperarnos, tener tranquilidad, orar mucho. Yo soy muy creyente y sé que saldremos adelante. Para todo hay tiempo, el coronavirus va a pasar y Dios va a quedar”.