Search for content, post, videos

‘Una selfie con Timochenko’, la película de la que hay que hablar

Foto: Cortesía

Comienza la cuenta regresiva para que esta película colombiana llegue a las salas de cine para incomodar a más de uno. Esta es la mezcla de un documental con ficción, animación y comedia.

 

Juan Pablo Salazar, el activista por los derechos de las personas con discapacidad y creador de la internacionalmente premiada campaña Remángate, contra las minas anti persona protagoniza esta cinta junto a la actriz y modelo Natalia Durán. La cinta es codirigida por Juan Pablo y Álvaro Pérea, quien también tiene participación en la trama, interpretando a un director.

 

La cinta de la productora Ojo x Ojo se estrena el próximo 1 de marzo, da a conocer desde otra perspectiva el proceso de paz que se adelantó en Colombia, y realmente no importa si votó por el “Sí” o por el “No”, si cree en el proceso o si lo considera una farsa, igual todos se sentirán aludidos y hasta molestos en algún momento, pero también esto dará la oportunidad para reírse de los unos y de los otros.

 

La trama de ‘Una selfie con Timochenko‘ es esta: Juan Pablo, un funcionario de rango medio de la presidencia de Colombia quiere a toda costa levantarse a Natalia una actriz y presentadora de televisión que está lejos de sus posibilidades, pues esta ‘mamasita, cree él, no se fijaría en un tipo en silla de ruedas, a menos que le dé acceso al cubrimiento de la noticia del momento: la firma de la paz.

 

 

Pero resulta que Juan Pablo no tiene injerencia en el tema, ni siquiera está invitado al gran evento y mucho menos podrá quedar en la foto de la posteridad junto al presidente de la república y a Timochenko, entonces tiene a toda costa que lograr no solo quedar en la foto oficial sino “lagartearse” una selfie con Timochenko. Eso seguro descrestará a Natalia, quien caerá rendida a las ruedas de su silla.

 

Aquí es donde entra el tema del documental, pues en medio de toda la mentira y la ficción, Natalia, y los directores de la cinta viajaron hasta Ruanda para conocer el proceso de paz que hace 20 años iniciaron los Hutus y los Tutsis y que frenó una guerra sangrienta y cruel, con la intención de aprender más de su fórmula de reconciliación. Esto está documentado en la película y es quizá la parte más dura.

 

Foto: Cortesía

Los actores Manuel Sarmiento Paula Estrada, también son parte de este film que cuenta con grandes dosis de humor negro y escenas que hacen un recorrido por el odio en Colombia a través de los años. Para ellos siempre fue una prioridad entender a estas personas que encarnaban, o mejor a estas muchas caras del odio, para que fueran verdaderas desde la interpretación y respetar, de alguna manera, su posición política.

 

Entre otros personajes están la mano negra en los tiempos de Jorge Eliécer Gaitán, el mafioso-paramilitar en los tiempos de Luis Carlos Galán, el periodista elitista con máscara de liberal en la época de Álvaro Gómez, el terrateniente, en relación con Jesús Antonio Bejarano, el militar en referencia a Carlos Pizarro, la madre y viuda con respecto a Pablo Escobar, la prejuiciosa niña bien y su opinión sobre Jaime Garzón, la guerrillera sobre el ataque al Club El Nogal y ellos mismos sobre el bombardeo al Palacio de Justicia.