Search for content, post, videos

Reconstruyendo vidas en ‘Botched’

Todos los jueves a las 9 p.m., E! transmite la cuarta temporada de ¨Botched¨, con el Dr. Terry Dubrow y el Dr. Paul Nassif. Foto: Cortesía

Los doctores Dubrow y Nassif dos de los mejores cirujanos plásticos de California, son los protagonistas de ‘Botched’ programa de E! en el que se enfrentan a las reconstrucciones más desafiantes, después de cirugías que han salido horriblemente mal. Ellos nos cuentan acerca de los retos que han asumido en este exitoso espacio.

 

¿La anestesia general ¿es el riesgo más grande de una operación?

 

Dr. Nassif: “Sobre esto te diré lo siguiente. No es la anestesia. Dicho de otro modo, el médico te da demasiadas drogas y no te pueden despertar porque, recuerda, ya dejaste de respirar. En la mayoría de los casos, están controlando tu respiración. Es cuando te dan inyecciones de epinefrina, y eso puede ser en una anestesia local, o alguna de las otras drogas, y si ya tenías un problema cardíaco y tu corazón se sobrexcita, ese es uno de los problemas cardíacos de los que hablamos, y eso es una cosa. La otra cosa son las complicaciones quirúrgicas que pueden causar la muerte”

 

Dr. Dubrow: “Está hablando de la intervención quirúrgica que se está haciendo muy popular en todo el mundo, que es el aumento de glúteos. Es una operación de vida o muerte, ya tres personas murieron en Florida a causa de esta intervención el mes pasado”

 

Dr. Nassif: “Es una operación muy peligrosa porque muchos médicos están ahora inyectando grasa demasiado profundo en el músculo. O inyectan demasiada grasa en el glúteo. Eso hace que las venas se dilaten y se vuelvan más grandes. Y cuando un pequeño glóbulo de grasa penetra allí y va por el torrente sanguíneo hasta el corazón y luego a los pulmones causa lo que se llama un embolismo pulmonar que generalmente provoca la muerte de manera instantánea”

 

En la cuarta entrega del programa, esta talentosa dupla de doctores se enfrenta una vez más a pacientes con problemas que ponen a prueba sus habilidades y superan sus límites. Foto: Cortesía

¿En un programa como Botched, cuando llegan los casos ¿ustedes ya los conocían con anterioridad?

 

Dr. Dubrow: “te diré la verdad, nos dan una página en donde se explica su situación, con fotos, para determinar si tienen grandes posibilidades o si no las tienen para nada. Por ejemplo, si es un hombre de 74 años con enfermedad cardíaca, que tiene una cosita pequeña en la cadera, no, no vale la pena el riesgo. Hay una selección preliminar, pero lo que se ve en Botched es real”

 

¿Y hay casos que aceptan que llevan más de un episodio?

 

Dr. Dubrow: “Hay casos que nos gustaría tomar y para los que harían falta cinco o diez operaciones, y sabemos que no podremos hacerlas. Por ejemplo, se nos presentó un paciente sin nariz, literalmente sin nariz. Al final de cuentas, si haces la suma total de intervenciones que hicimos a los pacientes que nos presentaron, que realmente necesitaban nuestra ayuda y que no son los que están locos, es probable que hayamos rechazado tres. Menos del uno por ciento”

 

Dr. Nassif: “Lo más gratificante de todo el programa para nosotros es cuando logramos ayudar a alguien y queda muy agradecido. Y nos dan esta oportunidad en Botched, con gente que pensó que nadie podría ayudarlos con sus problemas tan complejos, aunque en realidad nos han beneficiado a nosotros, porque aprendimos cómo tratar esos casos. Nos han dado un regalo y es por eso que nos encanta el programa”

 

Dubrow:Los pacientes nos dicen que somos Dios. ¿Y sabes qué les digo cuando nos llaman Dios? Les digo: ¿Sí? Estoy bromeando [risas]. Era una broma