Search for content, post, videos

Productor de Hollywood acusado de violación y acoso por varias famosas

La actriz italiana Asia Argento, la francesa Judith Godreche y las estadounidenses Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow acusan a Weinstein. Foto: AFP.

La actriz italiana Asia Argento y otras dos mujeres acusan al magnate de Hollywood Harvey Weinstein de haberlas violado, informó este martes la revista The New Yorker.

 

De acuerdo con la publicación, las acusaciones de estas mujeres contra el productor de 65 años incluyen sexo oral no deseado y sexo oral y completo por la fuerza.

 

Una portavoz de Weinstein, Sallie Hofmeister, ha negado estas acusaciones, que degeneran una ya muy dañina escalada en el escándalo que envuelve al ganador del Óscar, despedido de su compañía The Weinstein Company cuando las denuncias limitaban a acoso sexual.

 

El cronista de The New Yorker Ronan Farrow -hijo de la legendaria actriz Mia Farrow- dedicó 10 meses a entrevistar a 13 mujeres que dijeron haber sido acosadas o agredidas por Weinstein.

 

El artículo menciona a otras actrices, entre ellas Rosanna Arquette, Mira Sorvino y la francesa Emma de Caunes, que denunciaron que el productor las sacó de proyectos o persuadió para que no fueran contratadas luego que intentara sin éxito tener relaciones sexuales con ellas.

 

En otro artículo de The New York Times -que la semana pasada destapó el escándalo- de este martes, Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow describen encuentros similares, durante los que rechazaron los muy insistentes avances de Weinstein, quien ahora es paria de Hollywood tras haber sido durante mucho tiempo uno de sus reyes.

 

Su esposa Georgina Chapman, con quien tiene dos niñas, dijo a la revista People que lo dejaría, sin usar la palabra divorcio.

 

“Pesadilla”

 

Asia Argento, la hija de 42 años del director de películas de terror Dario Argento, dijo que Weinstein la forzó a tener sexo oral hace 20 años.

 

Declaró a la revista que había mantenido silencio hasta ahora por temor a que Weinstein la “aplastara”. “Sé que ha aplastado a mucha gente antes”, indicó, asegurando que el simple tamaño de este hombre de 136 kilos ya le aterraba.

 

Weinstein es considerado un paria de Hollywood tras haber sido durante mucho tiempo uno de sus reyes. Foto: AFP.

“No paraba, era una pesadilla”, señaló la actriz, que llegó a fingir que disfrutaba el ataque con la esperanza de que terminara más rápido, aunque confesó que en algún momento cedió, se hizo más afín a su compañía y tuvieron sexo consensuado en los siguientes cinco años. “Después de la violación, ganó”.

 

Lucia Evans, un aspirante a actriz, dijo que conoció a Weinstein en la oficina de Miramax en Nueva York en 2004 y que la forzó a mantener sexo oral con él. “Intenté irme, pero tal vez no lo hice con la suficiente fuerza”.

 

Una mujer, que pidió por temor no revelar su nombre, dijo a The New Yorker que Weinstein la citó en un hotel para una reunión y también la forzó sexualmente, pero que descartó ir a la policía porque sería un caso de su palabra contra la de un poderoso productor apoyado por un gran equipo legal.

 

La exactriz Louisette Geiss dijo a periodistas en Los Ángeles que en 2008 Weinstein la chantajeó con ayudarla en su carrera a cambio de que lo viera masturbarse.

 

“Asqueado”

 

Otro caso citado en The New Yorker es el de la modelo Ambra Battilana Gutiérrez, exfinalista del Miss Italia, a quien Weinstein “se le lanzó encima, tocó sus pechos y trató de meter la mano por su falda” en una reunión en Nueva York en 2015.

 

Denunció el incidente en la policía, que le pidió que lo grabara durante el estreno de un musical en Broadway. Parte del audio, grabado en el pasillo de un hotel, cuando el productor le insistía para entrar a su habitación, fue difundido. “¿Por qué me tocaste el pecho?”, pregunta ella. “Ay lo siento, entra ya, estoy acostumbrado a hacer eso”, le respondió.

 

El expresidente Barack Obama y la excandidata Hillary Clinton marcaron distancia del productor, que financió y recaudó fondos para sus campañas. “Michelle y yo estamos asqueados por los recientes informes sobre Harvey Weinstein”, dijo Obama en un comunicado. “Cualquier hombre que rebaje y degrade a mujeres de ese modo necesita ser condenado”.

 

Clinton se dijo “impactada y horrorizada” por las revelaciones. Es una conducta que “no puede tolerarse”. El silencio inicial de ambos había sido criticado por la derecha estadounidense, que acusa a los demócratas de hipocresía ante el abuso sexual.

Con información de AFP