Search for content, post, videos

Protagonistas de Sr. Ávila hablan del final de la serie

Por cinco años consecutivos, Señor Ávila se convirtió en una de las series más exitosas de HBO. Ahora, que llega a su fin, dos de sus actores principales, Camila Selser y Carlos Aragón nos contaron qué significa para ellos esta última y final temporada, así como lo que ha implicado para sus carreras estos personajes.

Aquí está la entrevista completa.

Ustedes estuvieron desde el inicio. ¿Qué sienten despedirse de esta serie después de cinco años?

Camila Selser: Bueno, nos despedimos hace casi un año que la terminamos y ahora venimos a ver los frutos. Ambos somos espectadores asiduos de la serie: nos gusta, nos apasiona, nos inspira y yo me siento muy satisfecha, contenta y agradecida, y espero todo lo que aprendí poder compartirlo con otros compañero y seguir creciendo mi carrera. Sin duda es una serie única con una plataforma única y eso lo agradeceré por siempre. Tristeza ya no queda, pero en su momento sí fue un tanto dulce-amargo.

Carlos Aragón: El último llamado fue extenuante; no recuerdo cuántas horas fueron pero todos decíamos “ya basta”, pero no bastaba, pero no acabábamos… o sea agobiados, realmente agobiados y agotados, de darlo todo porque fue muy intenso.

Y yo puedo relatar también con satisfacción y agradecimiento de hacer un producto como este, de altos estándares de calidad. Creo que desde la primera vez que yo vi algo de HBO -tal vez Los Soprano- me volví fan y yo quería que mi nombre apareciera ahí. Y de pronto lo ves en perspectiva y dices “wow”. Y está bien, está padrísimo, me asumo y soy responsable de lo que fue un proceso increíble. Es maravilloso, pura satisfacción y agradecimiento.

 

Háblenos de sus personajes. ¿Cómo evolucionan hacia el final de esta temporada?

CA: Van a mostrar partes del comportamiento humano natural, que parecieran no existían (risas) y que de pronto resulta que sí, son humanos. Evidentemente me podrían reclamar que soy como Marilyn Manson, pero sí soy humano, tienes funciones humanas y también tienes consecuencias. Y tal vez vas a dejar ver esta otra zona de Iván que puede ser muy linda y todo, pero las consecuencias son las consecuencias. Y eso es algo importante dentro de la serie: que hay consecuencias.

 

Hablaban hace rato de los frutos. Cuatro temporadas y la serie con más rating en México de HBO. ¿Se esperaban eso ustedes?

CA: No, es que no entras a un proyecto pensando si vas a tener tanto rating, o si te vas a ganar el Emmy. No, sería errar el camino pensar que vas a hacer las cosas por ciertos premios o lo que sea; le entras con pasión a hacer lo que te toca y si de entrada te gusta, qué mejor. Ya lo que venga después es consecuencia y es el plus.

Cuando ganamos el Emmy -si llegan a ver un video que hicimos casero- es júbilo y emoción absoluta, pero no porque lo tuviéramos en mente a la firma del contrato; es consecuencia y qué bueno que así se dio. Pero no podemos anteponer la zanahoria a todo lo demás.

 

¿Qué ha significado en sus carreras haber hecho Sr. Ávila con HBO? ¿Les ha abierto más puertas?

CS: Más allá de abrirme más puertas, creo que Sr. Ávila me ha hecho mejor actriz. Me ha ayudado a comprometerme también con el trabajo de los demás: del staff, los fotógrafos, los guionistas; a valorar la suerte que he tenido y las oportunidades que se me han dado y también a reconocer que lo importante es el trabajo en equipo y que eso es lo que yo quiero hacer en mi vida, ser la mejor persona posible para hacer los mejores personajes posibles.

CA: Nadie me ha dicho que me contrata porque me vio en HBO (risas). Por fortuna y espero no sonar pesado, tengo ya trabajo constante y eso es padre y es fruto del trabajo. Finalmente, qué bueno que integramos ese equipo y llegamos ahí; agradecido estoy y lo que sí puedo reconocer es que es lo más chingón que he hecho en televisión, por mucho, y eso no demerita nada de lo que demás que hecho.

 

¿Ese sarcasmo de Iván, no es que sea un comic relief, pero el hecho de tener un pasado comediante, te ayudó a darle esa acidez al personaje?
CA:
Hay una cosa preciosa para mí, ya que no me considero comediante sino que me gusta la comedia, y el género de la comedia es muy distinto a ser comediante. Era natural porque de todos modos hay un humor negro muy claro de los escritores. Y siempre tuve libertad de experimentar, lo cual agradezco mucho.

CS: Imagínate tener en un trabajo la posibilidad de ser libre y seguir contando la misma historia, es maravilloso, único.

 

Queda un secreto ahí dando vueltas en esa familia entre Camila e Iván en la cuarta temporada, ¿cierto? ¿Qué va a pasar, se enterará Ávila de la muerte del hijo?

CA: Lo rico de todo esto es que todos los personajes toman su ciclo y cierran, y hay consecuencias de sus actos, para nada son héroes. Desde la primera vez que lo leí dije: “estos tipos piden redención y habría que ver hacia dónde viene las soluciones, lo interesante es eso, que habrá consecuencias y los círculos se van a cerrar.

¿Cómo reacciona la gente con sus personajes? Porque son intensos. ¿Les pasa que les dicen que les fascinan y a pesar de ser densos provocan identificación?
CA:
Sí, a mí con Iván siempre me han dicho que simpatizan y les encanta. Tal vez yo creo que es por el humor que maneja, el sarcasmo es lo que lo hace más simpático, porque si te pones a ver todas las escenas de Iván son realmente violentas, son despiadadas, no hay miramiento alguno

CS: A mí me daría terror que se apareciera algún día en mi casa (risas). Es un personaje que lo pondría ahí con Anthony Hopkins, es icónico para observar analizar; la verdad que para mí Iván es mi personaje favorito.