Search for content, post, videos

¿Por qué usar ropa de segunda es una buena opción?

Foto: Cortesía

Muchas mujeres tiene cosas en el closet prendas que no usan o que solo han usado una vez. Esas prendas pueden ser un objeto preciado para otras por eso te contamos sobre este estilo de consumir moda que en el país esta cogiendo cada vez más fuerza.

 

Laura Ramírez y Andrea Gómez son las creadoras de la plataforma Visteloqueviste.com que lleva tres meses al aire, como una propuesta de moda para usar ropa de segunda y desmitificar el uso de este tipo de prendas.

 

En la página de este proyecto es posible encontrar vestuario para mujeres de todas las edades y para niños, una gran variedad de marcas de prendas, zapatos, accesorios, bolsos, piezas nuevas que nunca han sido usadas, o usadas que están en perfecto estado.

 

Si tu tienes una prenda que quieres poner a la venta, tienes dos opciones, la primera tu misma te encargas de todo: tomar las fotos de las prendas, de la descripción y de las medidas y ponerle el precio, que por sugerencia de las expertas debe ser de menos del 50% del valor en que las compraste. En este caso la comisión para la plataforma es menor.

 

Por otra parte está el servicio elite, que quiere decir que tu no tendrás que encargarte de nada en el proceso de venta; este método funciona para quienes quieren vender al menos 10 prendas. Todas las piezas que se encuentran en la plataforma pasan por un proceso de aprobación y en caso de obtenerla suben inmediatamente a la plataforma para ser ofrecidas al público.

 

Si eres compradora simplemente creas tu cuenta en la página y puedes ver y escoger entre  más de 700 prendas que allí encontrarás; puedes filtrarlas tu búsqueda y encontrar diferentes medios de pago con envíos a todo el país.

 

En Europa y EEUU este es opción de moda que lleva más de 50 años y es totalmente aceptado, incluso entre los millenials, que piensan de antemano en cuanto pueden vender una prenda desde antes de comprarla, generando un ciclo de moda rápida y más ecológica.

 

La industria textil es la segunda más contaminante en el mundo, se gastan 2.900 litros de agua en la producción de una camiseta de algodón. Las mujeres con frecuencia usan sólo el 20% de su closet desechando las prendas antes del año cuando la vida útil de es de 2 a 3 años. 1kg de ropa reutilizando evita la emisión de 3.170 kg de CO2.

 

Con esta nueva práctica de vender la ropa de segunda mano, lo que buscan están Laura y Andrea, es crear conciencia para brindarle una segunda oportunidad a la ropa. ¿Te atreverías?