Search for content, post, videos

Los Premios Óscar registraron la audiencia más baja en su historia

Foto: AFP/ Prohibida su reproducción.

Los primeros índices de audiencia de la 90° edición de los Óscar retransmitida por la ABC – una de las galas más tranquilas de los últimos años- se mantuvieron todo el tiempo en un nivel bajo, informaron medios estadounidenses.

La audiencia que siguió la transmisión durante las cuatro horas fue de 18,9 puntos, según el sistema de rating Nielsen – una cifra calculada sobre los 118,4 millones de hogares que se estima tenían el televisor encendido-, de acuerdo a los semanarios Variety y Hollywood Reporter.

Eso representa una caída de 16% respecto a la transmisión del último año, memorable por su momento clímax, cuando se premió a la cinta equivocada como mejor película debido a una confusión con los sobres.

Los expertos han subrayado que los índices de audiencia preliminares no se ajustaron a la diferencia horaria, ya que el estudio solo mide los espectadores en la horas de máxima audiencia, por lo que los televidentes de la costa oeste no se pudieron definir con precisión.

La ceremonia de los Premios de la Académica de 2017, que obtuvo una audiencia durante la noche de 22,4 puntos, terminó atrayendo a cerca de 32,9 millones de televidentes. Este fue el segundo nivel más bajo en la historia de los premios después de la ceremonia de 2008, presentada por Jon Steward y que atrajo solo a 31,8 millones.

En tres horas y 50 minutos – un minuto más que el último año – la transmisión del domingo fue la más larga desde 2007, aunque Jimmy Kimmel fue elogiado por mantener bien el ritmo de la gala en su segundo año consecutivo como presentador.

“Fue un espectáculo en el que casi todos los ganadores fueron galardonados anteriormente durante la temporada de premios, pero en la que los vencedores pusieron a la multitud a sus pies desde el primer momento y de manera prolongada”, dijo Daniel Fienberg, de Hollywood Reporter, que añadió: “Fue una gala de discursos empoderadores y emotivos, así como de ganadores inspiradores”.

Los otros tres grandes eventos de la televisión estadounidense – Los Globos de Oro, los Grammys y la Super Bowl – perdieron audiencias respecto a 2017.

Stephen Battaglio, autor de tres libros sobre televisión, escribió en Los Angeles Times que los espectadores podrían haberse cansado del discurso de los movimientos #MeToo y Time’s Up, en contra del acoso sexual y a favor de la igualdad de género en la industria del entretenimiento.

AFP