Search for content, post, videos

El universo “Cyborg” de Gucci impacta en Milán

Foto: AFP.

La renombrada firma de moda italiana Gucci ofreció un espectáculo impactante este miércoles al presentar su universo Cyborg, de criaturas extrañas y dragones, en la Semana de la Moda de Milán.

Precedida por una inusual y original invitación con un cronómetro incluido, la colección para el otoño-invierno 2018 de la casa florentina, ideada por el célebre director artístico Alessandro Michele, brilló por su propuesta estrambótica y estrafalaria y sus extraños personajes.

Las propuestas, tanto para hombres como para mujeres, resultaron un verdadero show de ciencia ficción, con modelos cubiertos totalmente, de los pies a la cabeza, con gorros, pasamontañas, numerosos collares, sacos, chaquetones, vestidos largos, entre ellos varios cargando como un bolso una inquietante reproducción exacta de la propia cabeza con cabellos y todo.

Gucci Hub, la sede milanesa de la marca, se transformó en la sala de operaciones de este mundo fantástico: las paredes cubiertas con PVC verde, la luz de neón blanca resaltaban al son del angustiante latido de un corazón.

Alessandro Michele, famoso por revisar todo detalle, intenta romper los esquemas del presente e inventó un nuevo ser, híbrido, el Cyborb Gucci.

En la presentación escrita del programa, el creador cita a Michel Foucault y su visión de la identidad social como una herramienta para el control biopolítico de los seres.

La nueva criatura de Michele, biológicamente indefinida, comunica su identidad múltiple a través de la ropa, con ella evoca todos los continentes, cruza época diferentes y mezcla emblemas de varias culturas.

Algunas llevan sombrero pagoda con encajes bordados, otros pasamontañas de lana para esquí con un turbante jacquard y una chaqueta de durex dorado, o un vestido de terciopelo sacado directamente de un cuadro del Renacimiento de Piero della Francesca.

Las modelos llevan a veces un tercer ojo o cargan como a un bebé un pequeño dragón, casi como un accesorio de moda.

AFP