Search for content, post, videos

“Aproveché un miedo que todo padre de familia siente”: Gustavo Malajovich

Foto: Cortesía.

El Jardín de Bronce, la nueva serie argentina realizada y producida por HBO está basada en la novela de Gustavo Malajovich, quien es también el guionista de la serie. El autor trabajó junto a Marcos Osorio Vidal alrededor de dos años en la adaptación del libro al formato de serie televisiva de 8 episodios de una hora de duración.

Estuvimos conversando con Malajovich y nos reveló que se inspiró en un drama cotidiano que sin duda aterroriza a más de uno.

¿Cómo nace esta historia?

“Fue una idea simple basada en un miedo de perder a alguien en un lugar muy concurrido de la ciudad, por ejemplo, de la pesadilla de cualquier padre de perder a su hijo en un metro, que mi hija se suba primero y yo me quede….es una imagen angustiante que todos los padres hemos vivido y de eso trata de un padre que no encuentra a su hija, pasan las horas, los días y decide buscarla por sus propios medios. Esa fue la premisa para escribir este relato policial Jardín de bronce.

¿Qué tan difícil es adaptar un libro en una serie de tv? ¿Se recortan partes, cambia el lenguaje?

Cuando recibí la propuesta de la productora, tenía muy claro como pasarla del escritor a guionista, tenemos que sacar los mejores guiones, lo que mejor encaja en el nuevo terreno narrativo para que sea igual de llamativa y no pierda la esencia del libro. Es un reto que creo que se superó.

¿Qué se siente ver plasmado una obra escrita en la pantalla?

Mucha emoción cuando se ven las primeras imágenes, por más de que uno tiene la experiencia se siente mucha emoción. Es muy fuerte ver a los personajes que creaste en la realidad. Uno siente que al verlos más es muy gratificante.

¿Cómo fue trabajar con los directores de la serie?

A Hernán lo conozco hace mucho y a Pablo no lo conocía pero me parecía muy bueno. Soy un admirador del cine y me gusta ver el trabajo del director. No pudieron elegir mejores directores, su retroalimentación fue muy buena, comprendieron la idea, el formato, lo que se quería transmitir. Fue muy enriquecedor para mí.

¿Cuál fue el mayor reto?

Cuando uno escribe un guion hay cierto ambiente que si se sostiene bien es un éxito, pero cuando no se tiene no es tan bueno. Este proyecto tiene un corazón que lo hace único: melancolía urbana sin pasar al melodrama, sin caer en lugares comunes. Yo tenía dudas con eso y viendo los capítulos siento que se cumplió el propósito, ese ambiente fue entendido por la gente que trabajó en el proyecto….esa tragedia es buena y espero que el espectador se conecte con ella.

¿Prefieres escribir novelas escritas o series de tv?

Me gustan ambos escenarios, pero todo tiene que ver con crear ficción, si bien es cierto que la novela es un proceso individual, pero entrego ese proceso que realicé para crear una fase, me gusta escribir guiones, he vivido viendo y leyendo ficción y en ambos campos disfruto mucho.